PSICONUTRICIÓN

¿Estás harta/o de probar dietas de todo tipo y no conseguir tus objetivos?¿Has intentado controlar tu peso y no lo has logrado?¿Comes cuando estás nerviosa/o, preocupada/o o estresada/o?¿Porqué no intentar un enfoque diferente?¿Algo que consiga resultados a largo plazo, para toda la vida?.

La Psiconutrición podría ayudarte.

“Si quieres conseguir resultados diferentes, no intentes siempre las mismas soluciones”

¿QUÉ ES LA PSICONUTRICIÓN?

La Psiconutrición es un cambio de pensamiento a la hora de enfrentarse a los problemas con nuestra salud y peso.

Con este método:

* Adquiriremos los conocimientos necesarios para tener una alimentación equilibrada y saludable.

Nos plantearemos objetivos realistas y nos aproximaremos a ellos poco a poco.

* Desarrollaremos los hábitos para mantener estos logros para siempre.

* Trabajaremos sobre los pensamientos y actitudes respecto a nosotros, nuestro peso y nuestra autoestima.

* Planificaremos el nivel de ejercicio recomendado y adaptado a cada caso.

* Trabajaremos sobre la situación personal de cada uno (horarios, tiempo libre, responsabilidades familiares y laborales).

Mientras que en un enfoque de dietas milagro o tradicionales los alimentos se dividen en buenos y malos, en función de unas categorías que el nutricionista indica, en un enfoque de Psiconutrición todos los alimentos son aceptables y la cantidad y variedad están determinadas por las señales internas de hambre y saciedad, sabor, bienestar general y valores médicos.

¿PORQUÉ NO FUNCIONAN LAS DIETAS MILAGRO O TRADICIONALES?

Todos hemos comprobado por nosotros mismas/os o conocemos a alguien que ha seguido una dieta milagro o tradicional y no ha conseguido sus objetivos.

A todas/os nos que nos encantaría que existiera una pastilla mágica con la que conseguir resultados rápidos y con el mínimo esfuerzo. Y en esta búsqueda de atajos para conseguir el peso ideal a veces hacemos dietas extremas, imposibles de seguir a largo plazo, que acaban devolviéndonos al peso inicial en cuanto las abandonamos (el famoso efecto rebote) y pasan factura a nuestra salud.

Estas dietas tienen muchos nombres, pero todas comparten las mismas bases: las promesas de pérdida de peso rápida (más de cinco kilos por mes), que se pueden llevar sin esfuerzo y afirman ser completamente seguras.

La realidad es que este tipo de métodos cambian nuestra modo de comer drásticamente, son imposibles de seguir a largo plazo, no son personalizados, prometen cosas imposibles  y con ellos no creamos hábitos que podamos mantener. Es por eso que acabamos volviendo rápidamente a nuestra antigua forma de alimentarnos y fracasamos en alcanzar nuestras metas.

Además mientras los seguimos ponemos en riesgo nuestra salud eliminando grupos alimentarios necesarios y restringiendo las calorías a niveles extremos.

POR LO TANTO, SI ESTAS INTERESADA/O EN UN ENFOQUE DIFERENTE, CON RESULTADOS A LARGO PLAZO Y QUE TE PERMITA ALCANZAR TUS OBJETIVOS, NO DUDES EN PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS.

Anuncios