Trastornos de la Conducta Alimentaria ¿Cómo saber si una persona los sufre?

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son trastornos mentales que se caracterizan por una alimentación alterada y por la presencia  de conductas para controlar el peso. Igual que en el res119900915_4b25f18f65_0to de enfermedades mentales, no puede identificarse un solo factor que de origen a estas enfermedades, es la interacción de diferentes causas de origen biológico, psicológico, psicológico, familiar y sociocultural, lo que puede determinar que una persona las sufra.

Son enfermedades que provocan consecuencias muy negativas tanto para la salud física como mental de la persona. Además, pueden llegar a ser muy peligrosas.

Los TCA más conocidos son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, pero también existen otros, como el trastorno por atracón. Es habitual en estos trastornos que la persona afectada no sea capaz de identificar las consecuencias negativas que tienen sobre ella, ni la necesidad de hacer tratamiento, ni tampoco los beneficios que puede obtener de él.

Para saber si una persona sufre un trastorno alimentario, deberíamos estar atentos a algunas de las siguientes situaciones:

  • La persona intenta comer cada vez menos o saltarse las comidas con excusas que no lo justifican.
  • La persona se queja con mucha frecuencia de su cuerpo y se describe como “gorda”.
  • La persona tiene una autoestima baja.
  • Tiene algunos rituales relacionados con la comida: cortarla en trozos pequeños, “jugar” o “mover” los trozos en el plato sin llegar a comer nada finalmente.
  • Come mucha cantidad de comida a escondidas y en poco tiempo (atracones).
  • Va al baño siempre durante o después de las comidas.
  • Empieza a comprar productos dietéticos, adelgazantes, laxantes, diuréticos,…
  • Su estado de ánimo se vuelve muy variable, tiende a volverse irritable y a molestarse mucho cuando nombramos la comida.
  • Se retrasa o retira la menstruación.

Si sospechamos que alguien puede sufrir esta enfermedad deberíamos acudir al médico de atención primaria o al pediatra, y que este nos derive a una unidad especializada donde se pueda evaluar y diagnosticar el problema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s